El valor de la simpleza

La primera clasificación del año siempre confirma rumores y despeja incógnitas. Y este año no iba a ser menos, con una normativa cambiante y una pretemporada vivida por mucho sectores a base de montañas rusas de sensaciones (guiño).

McLaren arriba, como era de esperar, tapados durante el invierno y reluciendo donde hay que hacerlo: en pista. Ferrari abajo, aspirando en invierno y pegándose el batacazo en el momento clave.

¿Qué ha pasado? ¿Qué hace Grosjean 3º? ¿Será el fin del imperio Red Bull? Bueno, el chiringuito este de la F1 está muy buen montado, nunca se sabe quien va a dar la sorpresa, pero lo que sí que está claro es que al fin y al cabo en cuanto a la técnica se refiere es o debería ser una apuesta por los proyectos continuistas.

Vivir al límite te puede dar muchas alegrías, que si ahora soplo al difusor, que si fíjate cuantos pisos tengo atrás, y mira tú que F-Duct más chulo gasto. Vivo al límite. Y lo aprovecho, porque sé que puedo permitírmelo y es mi momento. Si la normativa y mis triquiñuelas van de la mano tendré que sacarle el máximo provecho al hoy y ahora.

Pero la normativa es cambiante, y cuídate que tu proyecto no se asiente sobre algo que te van a prohibir hacer. Tendrás que volver sobre tus pasos y encontrar el punto idóneo en tus apuntes donde poder retomar el asunto. Sí, obviamente estoy pensando en Red Bull y lo relativamente putas que lo van a pasar este año para mantener el ritmo.

Claro que también están los que no se han desviado un ápice de su camino desde hace temporadas. Mientras Newey y Ferrari buscan sus migajas otros han podido por fin respirar tranquilos. No más normativas de pan para hoy y hambre para mañana, por fin la simpleza regresa al paddock.

Proyectos continuistas alejados de peleas que no eran las suyas, donde los estrictos planes de desarrollo han seguido su curso alejados de todo sensacionalismo, ven ahora sus frutos. Es por ello que muchos estamos jo-di-da-men-te alegres de lo que parece ser la luz al final del tunel para Williams, calvario que llevan sufriendo desde hace temporadas tras proyectos que no acababan de calar. Quien sabe si más por no querer que por no saber basar su desarrollo en ciertos puntos de la normativa que, tarde o temprano, iban a ser modificados.

Es el caso también de Lotus/Ex-Renault, quienes sí que se han mantenido siempre más activos en esto de la innovación pero sin sacrificar lo que sí sabían que funcionaba. Un sensacional Grosjean ha llevado el coche hasta la tercera posición en la clasificación de hoy. Los resultados en la pasada temporada con sus escapes despistaos los situaron en mitad de parrilla, quizá no por que perdieran décimas sino porque con ello no ganaban nada.

Con que visto lo visto mira tú que yo me juego el owned, pero haría un all in a una sola apuesta: la simpleza.

La carrera de mañana tendrá por poleman a un Hamilton que tampoco ha dado la vuelta de su vida al trazado de Melbourne pues ha acabado con Button a escasas milésimas. Ojo que no quiero decir que Jenson sea un manco a su lado. El coche ha marcado gran parte de la diferencia para llevarles a la primera línea de salida. Líneas que ojímetro se podrían catalogar de simples, de diseño clásico, sin entrar en florituras de llevar hornitorricos por morros ni caer en el uso de supuestos F-Ducts que por lo visto en pista algo pueden hacer pero no sirven de momento para dar el hachazo.

Una carrera que tendrá a un Fernando Alonso metido en el tumulto infernal que se forma en la salida del primer Gran Premio de la temporada, donde su pelea será la misma que hace 11 años en el día de su debut: acabar la carrera, y si pilla puntos, será un éxito.

En la otra pelea Pedro hizo todo lo posible por llevar dentro del 107% el hierro que tenía hoy por HRT, con unos tiempos muy similares a los de Kartikheyan quien sí contaba con dirección asistida. No me quedan sombreros ya para este gran tipo, quien como si de un juego virtual se tratara abandona su carrera en lo más alto para hacer crecer un proyecto pequeño y con ambición. Mañana nos perderemos la oportunidad de verle entrar en carrera, pero en Malasia de fijo que estará dando guerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *