El hombre más feliz: Ricciardo

A grandes problemas, grandes soluciones. Tanto talento no podía estar aparcado en los boxes de Toro Rosso, ese mismo escenario donde Alguersuari y Buemi están siendo los actores de tan grandes batallas en la zona media de la parrilla en su lucha por dejar escrito en los reportes quien es aquí quien realmente vale.

Llegó el día del estreno para Ricciardo en esto de ser piloto oficial de Hispania, noticia sonada de los últimos días y que envuelve en un aura de optimismo a todos los que disfrutamos con eso de que haya un equipo nuestro en la parrilla de la F1. El nuevo sobrino de Bernie ya había pilotado durante esta temporada, a modo de banquillero, pero de esta forma se hace con un hueco dentro de los 24 tíos más rápidos del planeta. Aunque bueno, lo de rápido ya lo lleva en los genes: el piloto Australiano acumula a sus 21 tacos un amplio registro de antecedentes, tales como ser ganador de Formula Renault 2.0 (en su variante occidental) en 2008, ganador del Campeonato de Formula 3 Británico el en 2009, y segundo en las series de Formula Renault 3.5 el año pasado.

De la importancia del movimiento mucho se ha hablado, para Hispania es un hecho muy importante que un piloto con un sponsor tan poderoso como es Red Bull acabe militando en sus filas aunque sea con el fin de lucir y de qué forma la L de Learning.

Además con el debut del joven piloto se matan más pájaros de un tiro: es la primera vez que en la parrilla compiten 2 pilotos australianos de forma simultánea, si bien en la temporada 1990 corrieron los hermanos Gary (Life) y David Brabham (Motor Racing Developments) pero sin llegar a coincidir en la misma prueba. Y esto es un hecho muy importante para la supervivencia del Gran Premio de Australia, que tan herido de muerte parece estar según las últimas noticias de sus promotores.

Digamos que las piezas encajan, ¿Podría ser mejor aún? ¿Podría tener que ver algo en todo este movimiento aquello de que Toro Rosso dejará de pertenecer a Red Bull en breves, y probablemente pase a manos del grupo inversor árabe IPIC (quienes son dueños ya de CEPSA)?

Quien sabe cuales serán los planes de futuro de los nuevos dueños de Red Bull, y si será más necesario que nunca el papel de una escudería escuela, cantera de pilotos para las grandes, como la ya desaparecida Minardi, de la que no hagan más que salir talentos y talentos… y dar viabilidad al proyecto Hispania. Demasiado positivo, sí, pero es que… ¡Soñar es gratis!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *