¿Carrera? ¿Qué carrera?

Toda excusa es buena para socializar en ambientes caldeados, ¿Que hay que montar un GP antes de cenar, y luego salir de fiesta? Ahí tenemos al tito Bernie, encantado de satisfacer los deseos más profundos de los sufridores del Paddock.

Y es que de sobra son conocidas las fiestas que se pegan los 24 gond0leros (aunque Klein va hoy solo a Red Bull, después de los 9000$ que ha de soltar en multas de ayer) a lo largo y ancho de todo el planeta.

Cada sitio, un ambiente. Mónaco por lo pintoresco y elegante de su entorno, Valencia por la alegría de sus noches en Las Ánimas, Milan por su inagotable oferta de pasión y devoción a raudales… y Singapur, por lo exquisito de sitios como Amber Lounge: El año pasado la gente de McLaren se corrió allí un buen fiestorro y este año… ¿tocó moderarse? Ayer pasaron por la alfombra rola las «jovenes promesas» de la parrilla. Una maraña de terceros pilotos, incluidos Chandock o Paffet, sirvieron de imagen de marca para Hugo Boss en la presentación de sus nuevos trapos de temporada invierno 2010.

¿Y Schumacher? Que el abuelo de la parrilla, no disimule, pues este año las malas lenguas cuentan que ni ha asomado por el sitio. Y eso que en 2008 se le pudo ver pululando por allí hasta altas horas de la noche. Se vé que el veterano ya ha pasado a otro nivel, y pellizcarle las nalgas a Naomi Campbell o Heidi Klum ya son «vanalidades» capaces de ser mejor disfrutadas por otros yogurines.  Además hoy estaba animando el cotarro una tal Miss Universo. ¿Esa quien es?

Aunque no toda la oferta se reduce a lo más conocido: Allí tambien tienen su Ku De Ta (pero sin Cristiano Ronaldo) el cual cuenta con unas privilegiadas vistas para empalmar hasta mañana por la noche y ver la carrera plácidamente en un absoluto y profundo ambiente chill.

En fin, disfruten señores, que mañana no se madruga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *