La vida es un regalo

Un presente, un nuevo día que celebrar. Vivir cada uno como el primero y en constante superación es propiedad de cada persona, dedicar tu tiempo a sonreir al destino en cuerpo y alma mientras labras sin pausa un radiante mañana.

Este viernes nos hemos despertado con la triste noticia de que María no pudo seguir fiel a su filosofía. Una mujer que bien sabía de sobreponerse a la adversidad, de explorar terrenos desconocidos. Y hacerlo con verdadero empeño.

De sufrir un accidente que truncara su carrera allá por Julio de 2012 a dejarnos un valioso legado en un viernes de Gran Premio donde ella debería estar en abordo de un monoplaza. Un mensaje que María tuvo bien claro desde aquel accidente a bordo del Marussia: la vida es un regalo.

Descansa en paz Maria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *