El Gran Premio de Europa y… del Mundo!

Tanta carrera como emoción en pista hoy en el circuito urbano de Valencia. Lo que se preveía como otro monótono e insulso GP ha acabado por convertirse en canela en rama, en una de esas carreras de las que quedan marcadas a fuego en la retina de más de uno.

Más cuando tu compañero de equipo sale muy cerquita tuya y acaba muy atrás, aún con la papeleta de Massa con el pinchazo de su neumático delantero cuando iba rodando en ritmo de cabeza. Sea cómo sea hoy ha habido un piloto que ha brillado por encima del resto, y eso se ha visto si eres British, Espaguetti o tu menú consiste en salchichas con patatas.

Fernando Alonso ganó en casa 6 años después, con una brillante actuación que debería quedar anotada en todos los libros de este deporte. Calificar decimo primero y acabar ganando sin cometer apenas errores es el sueño de cualquier piloto, y nada fáciles pintaban las cosas para el asturiano en los primeros compases de carrera. Ni la trampa tendida por los Force India en las primeras vueltas impidieron a Alonso actuar de forma perfecta.

Los demás lo intentaron, pero nadie lo consiguió. Vettel cató el sabor del abandono cuando lideraba, cuando su coche sucumbió a problemas mecánicos. Hamilton se atragantó a base de soltar goma y toparse con un Maldonado completamente desbordado. Bandera negra para el venezolano, quien se metió en terreno pantanoso sólo por querer ganar un puesto cuando lo único que tenía que hacer era esperar por el completo desfallecimiento en las gomas del británico.

Grosjean también lamentablemente se apeó de la carrera en el momento cumbre, cuando lo tenía todo a favor para guardar gomas y terminar segundo. Una gran salida y un mejor ritmo en pista tenían que haber sido recompensadas con otro podio más en su primera temporada en el gran circo.

¿Día negro? ¿Alonso fan boy mode on? No tanto.

Raikkonen estuvo ahí durante toda la carrera y con una conducción impecable quedó como único hombre capaz de seguir la estela de Alonso en las últimas vueltas.

Schumacher logró su tan ansiado podio más de 6 años después. El proyecto de Ross Brawn aquí se mostró estable y la discrección con la que pasaron por la carrera les sirvió para meter sus dos coches en puntos, con Rosberg entrando sexto.

Gran actuación también de Force India, con sus dos coches en puntos. Algo inpensable a día de hoy en casa Ferrari.

McLaren salvó los trastos una vez más con Button llegando 8º, lo cual no deja de ser un resultado desastroso para los de Woking. Empezaron muy bien la temporada pero se están desinchando y o remontan pronto o… se van a acordar cuando el mundial llege a destinos exóticos como Singapur o India.

Lo muy importante del día de hoy, además, es que Fernando Alonso se pone líder en solitario del Mundial con un total 111 puntos, seguido por Webber a 20 puntos, y en una temporada donde las victorias están más que cotizadas.

Si grande ha sido el espectáculo viendolo desdecasa memorable ha debido y debe estar siendo en Valencia. Ver ganar, a Alonso es algo que nunca se olvida por la emoción que se vive en pisat y el ambientazo que se forma. Además si es en casa, las celebraciones son ya de que se te va la cabeza…

(c) Image: Getty Images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *