Ellos también usan gafas y no vienen del futuro

Probablemente a los protagonistas de esta historieta les habrían puesto alguna que otra pega burocrática si les hubiera dado por eso de conducir a 300km/h por el aire, eso sí, por asfalto han logrado verdaderas hazañas portando… gafas.

Que se baje un tipo de un  F1 y debajo de su casco asome un amable rostro con lentes de chico bueno es una estampa cuanto menos curiosa, pero se han dado casos hasta de campeones del Mundo con olfato felino y vista remendada a base de anteojos. Sin irnos más lejos hace poco que en la parrilla teníamos el caso de Sebastien Bourdais, quien siempre pilota con gafas, sea cual sea la competición en la que participe.

¿Ser campeón del Mundo con algún que otro desajuste en la visión? ¿Imposible? Je. Se lo digan a Jaques Villeneuve.

El canadiense se llevó el campeonato de 1997 y llegó a pilotar con gafas antes de pasarse a las lentillas. Normalmente esto suele ser un problema, sobretodo por problemas de sequedad en los ojos debido al flujo de aire entrante en el casco. Incluso la fuerza G puede provocar algún que otro movimiento de la lentilla en curvas rápidas. Antaño, pilotos como Keke Rosberg pilotaban sin gafas ni lentillas a pesar de que en su vida cotidiana sí que las utilizaban. Fotos de Keke .

Pero hay más casos: Andrea de Cesaris (abajo en la foto), Giancarlo Fisichella, Larry Perkins, todos ellos portaron gafas si no durante toda su carrera al menos en parte de ella.

Hoy en día la solución más utilizada por los pilotos de la parrilla como Robert Kubica o Timo Glock son las lentes de contacto, mismo sistemá que Ralf Shumacher ya utilizó (y utiliza allí donde compita) y que quieras que no… seguro que los ingenieros lo agradecen.

Deja un comentario en: “Ellos también usan gafas y no vienen del futuro

  • 23 marzo , 2017 en 3:15 pm
    Permalink

    El piloto de la foto es Andrea de Adamich (no Andrea de Cesaris), corrió a finales de los sesenta y principios de los setenta.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *