Fin de semana en las carreritas. Monza parte 1: Jueves

Dos horas de avión y una de coche. Una soleada mañana de septiembre sirve de prólogo a tres días que se antojan de vértigo. Es la primera vez que falto a la tradición de asaltar el circuito desde la Linea Nera de buses que el ayuntamiento de Monza pone a servicio de los fans de los cochecitos cada fin de semana de Gran Premio. Lo primero que te sorprende nada más llegar al Parque de Monza es lo frondoso de su vegetación, contrastando con grandes espacios abiertos que te hacen pensar que el boom inmobiliario allí no-ha-sido-para-tanto.

Igualmente el ritual no se rompe: ésta vez la caminata será corta, pero el bosque que envuelve el trazado ha de ser atravesado antes de llegar al templo de la velocidad. Procedamos pues.

El jueves el circuito aún se está engalanando para la que se avecina. Los técnicos que montan los escenarios aprietan tuercas contra reloj al mismo ritmo que lo hacen los otros técnicos dentro del Paddock. La gente que danza por allí a estas horas es poca, los controles de acceso son hasta permisivos con los cotillas y los que abundan son los reventa intentando hacer de las suyas. Los hay tan amables que llegan incluso a pedirte los tickets parar mirar que no sean falsos ¿Mande?

En la foto de arriba faltan unos minutos para la 1 de la tarde y los túneles de acceso a la zona interior del circuito en nada se parecen a como estarán el domingo cuando termine la carrera. Más gente irá llegando, queda algo más de una hora para que se pueda asaltar el pit lane en el tradicional paseo en busca del garabato y las correspondientes fotos con tus pilotos favoritos.

Fuera ya hay jaleo organizado, las tiendas se van llenando de mercha y más mercha para que todo el que quiera pueda llevarse su bonito y caro recuerdo en forma de gorra de Alonso, Schumi, Vettel, o ponga-aqui-su-escudería-favorita.

También van montando la librería del circuito: Suelen levantar el tenderete unos comerciantes que acostumbran a estar en las carreras desde los tiempos de Imola (que por cierto, también estuvieron en las Finales Mundiales de Cheste del año pasado) y el material que llevan hasta allí es cremita de la buena.

Libros, posters, deuvedés, incluso cintas en VHS. Qué de frikadas. Entre otras cosas toca cumplir con la tradición y arramplar con el póster de la carrera de 2010, aunque el reto será mas difícil que el año anterior: Lo de que Barrichello firmara el de 2009 fué complicado pero asequible, pero ésto va a estar pelín mas jodido…

Toca dar una vuelta. La actividad en el Paddock que comparten GP2, GP3, y Porsche Supercup está detenida a estas horas.  La mayoría está almorzando pero todos ellos se hancuidado de dejar todos los bártulos preparados. Para ellos las cosas han de estar perfectas para la jornada clasificatoria del viernes; mientras que los principitos F1 tendrán aún tiempo para probar y cacharrear ellos no pueden cometer fallo alguno en la configuración de los coches.

En Racing Engineering afrontan la última carrera de la temporada y cerrarla con un broche de oro iba a ser algo muy bueno para la escudería de Sanlúcar. Dani y Christian sin duda saldrán a por todas.

De mientras una de las unidades Porsche 911 GT3 de la Supercup posa para los aficionados. Demasiado tranquilito parece para llevar un motor 3.6 V6 de casi 360 jacos. La curiosidad me puede… ¿Se podrá pasar ahí dentro? Uhm!

Por lo pronto falta 1h para el paseo por el pit lane ¿Qué hago? Parece que el safety car y el coche médico están quemando gasolina, puede ser buen momento para pasarse por la primera variente y tirar unas fotos.

Subir hasta ahí arriba es más un acto de fé que otra cosa. Sigo pensando cómo demonios aquellos señores tenían los santos cojones de pasar por el viejo oval a casi 200km/h aún a sabiendas de que la gravedad podía hacer y de hecho hacía de las suyas.

Durante el fin de semana del Gran Premio se cumplieron 50 años de uno de los accidentes más trágicos que ocurrieron jamás en Monza y que marcaron una época: Corría el año 1961 cuando en la otra punta del circuito se tuvieron que lamentar 15 fallecidos, incluido el piloto alemán Wolfgang von Trips, en un accidente de lo más desafortunado tras colisionar con el auto de Jim Clark poco antes de entrar en la Parabólica.

Mientras tanto hoy el coche de seguridad se pasea sobre railes por la primera variante, le sigue de cerca el coche médico en una demostración de poderío de los productos factoría Mercedes. En carrera y por la tele parece que van parados, pero a final de recta aquí se ponen a 250km/h para frenar hasta los 60km/h.

Mientras los AMG pasan a todo trapo no son pocos los que van trepando hasta el quitamiedos del viejo trazado y tampoco son pocos los que desde las gradas reparan en nuestra arriesgada situación digna del más aguerrido de los profesionales funambulistas. Pasaron unas 15 vueltas hasta que a Bernd Mayländer se le acabó el chollo y a nosotros también: toca repostar y guardar el coche para el día siguiente.

Si algunos tenemos las patas para desplazarnos de punta a punta el personal de las escuderías se suele mover en moto. La verdad es que la chofa está un poco carilla en Italia, a 1,77€ la cobraba la gasolinera del circuito. A mi tampoco me salían las cuentas. ¿95,98? Menudo palaco.

Para echar cuentas de verdad lo que duran los globos de Schumacher. El reinado del Kaiser se dejaba ver en todo el circuito, a falta de la chispa que desgraciadamente este año falta en Ferrari bueno es recordar tiempos pasados. El rojo es el color predominante hoy aquí, los de McLaren y Red Bull asoman más bien timidillos. Queda poquito para que abran las puertas y la gente ya está abarrotando las entradas.

Una vez dentro multitud. ¿Parece que hay gente? Pues somos pocos teniendo en cuenta el jaleo monumental que se acabará liando a última hora, la tropa camina arriba y abajo buscando las fotos con los héroes del fin de semana. Mientras tanto la actividad en boxes pinta frenética con los ingenieros ultimando los ajustes de sus bólidos, con todo el grueso de componentes ya ensamblados para las prácticas del viernes.

Alguersuari se deja ver desde el primer momento subido al monoplaza. Este será el enésimo fin de semana importante de la temporada, más con los nuevos decorados de Cepsa ya engalando el Toro Rosso como anticipo a lo que se avecina en 2012.

En el resto de escuderías los kits aero frontales están a la vista de todos salvo los 3 gallos máximos: McLaren, Ferrari y Red Bull no enseñan ni la hora.

Parón para comer en lo que durante el fin de semana será zona vetada, frente al control de acceso al Paddock F1. El bocata es interrumpido por la aparición de Bruno Senna. Unas cortas frases sirvieron para felicitarle por la gran qualy de Spa y recordarle que éste iba a ser un gran fin de semana y se preparara para salirse de la tabla y llevarse unos puntos a la buchaca.

El año próximo lo tendrá difícil que no imposible para catar el volante del Renault, con un Kubica que ojalá pueda competir desde las primeras de turno, y con un Petrov muy necesario dentro de la escuería gala. Pero la opción está ahi,  Bruno pasó un muy mal trago la pasada temporada en Hispania y es ahora cuando puede optar verdaderamente a un volante como piloto oficial.

Ésto y unas chorrocientas fotacas más servirían para completar el día en el circuito.  Alguna que otra cara conocida también entre la afición, empresarios, y muuchos aficionad@s españoles. También algún jugador del Calcio husmeaba el jueves por allí, como si el partido que le esperaba contra la Lazio fuera pan comido.

Los muros quedan ahora para los ingenieros, que desde primera hora del viernes poblarán con sus cachibaches el Pit Lane. Toca husmear otro poco, y a continuar la aventura que me tenian preparada.

3 comentarios sobre “Fin de semana en las carreritas. Monza parte 1: Jueves

  • el 9 julio , 2012 a las 10:15 am
    Permalink

    Hola ¡¡ genial el reportaje del jueves ¡¡ Una preguntita , yo voy este año y me he cogido entradas para el viernes-sabado-domingo en prato , y me encantaria ir el jueves al pit walk , puedo ir perfectamente no?? Se consigue realmente fotos y firmas con los pilotos?
    Cuanto cuesta comer por alli ese dia?? Gracias 

    Respuesta
  • el 9 julio , 2012 a las 10:45 am
    Permalink

    Hola Eva! Gracias por interesarte y comentar  :wink:

    Con la entrada para los 3 días puedes ir al paseo por el pit del jueves. Sea la entrada de grada, de prato, eso da igual. Lo que sí que ojito que se montan unos jaleos increíbles en los boxes, todos los pilotos salen a firmar (sísí, Alo tambien!!!) pero no hay una tabla de horarios para cada uno! Hay que estar al acecho. 

    Para comer bocatas. El jueves creo recordar que los puestos de comida del circuito están cerrados, fuera sí que hay tenderetes (entrando por la puerta más cercana al centro de Monza, por la zona de la “esquina de los campeones”) a unos 5€ cerveza+perrito caliente.

    Buen viaje!!!!!!!!

    Respuesta
  • Pingback: Circuitos míticos en el recuerdo: Reims-Gueux | FastestLap.es - Velocidad punta para adictos al motor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *