¿Y cómo es eso de los Domingos en Monza?

Cartulinas de colores para celebrar la llegada del momento más esperado del fín de semana. Ni el calor ni la tremenda solana son impedimento para que la muchedumbre abarrote las gradas del circuito de Monza, más cuando los locales conmemoran los 150 años de unidad en su Italia. Abajo, en pista, los principitos ultiman rituales de cara al inminente inicio de carrera.

A veces lo mejor de los circuitos no es la mera acción de ir a eso de las carreras, no te engañes que no vas a ver un carajo. Pero ni la mejor de las televisiones TFT HD 1080p con tecnología 4D, envolvencia Pro Logic y modo Picture in Picture (que curiosamente ahora están de oferta) puede transportarte al ambiente que rodea la pista en un fin de semana de Grandes Premios.  Y lo mejor quizá no sea verlo, tirarse en el prado a escasos metros de la tribuna principal, con tu cervezaca,  mientras que los de la Porsche Supercup hacen de las suyas en la recta de meta es algo que a veces hasta te hace sentir observado. Ellos están ahi, y bueno, tu estás ahi… pensando en la que has tenido que liar para poder pirarte de vacaciones.

A veces lo mejor de los circuitos puede ser verte rodeado de fans y policías abriendote paso de  camino al parking.

A veces que unos completos desconocidos te echen un capote con algún tema que se haya atravesado… (gracias Ricardo, Kim, Nani!! (que pelota sigo siendo)).

Y a veces la cerveza se acaba, los Porsche callan y el silencio se apodera nuevamente del circuito.

De vuelta a la tribuna te da tiempo para analizar como está el corral, con una Ferrari que se ha pegado todo el fin de semana de caras largas ante un Gran Premio que no se adivinaba sencillo y que pintaba más a azulón con trazos plateados que al rosso de casa. Plateados no solo por las flechas de toda la vida, sino por las nuevas flechas plateadas encomendadas al poderío de su propulsor Mercedes y al buen hacer de sus pilotos para buscarse las castañas cuando la cosa pintara en curva. Efectivamente ya no es que cada vez estés más lejos de los de arriba, es que los de abajo… cada vez están más cerca.

Hablas con uno, con otro. Te das cuenta incluso de lo bien que se lo pasa algún ingeniero de cierta escudería que en menos de una hora le espera el muro, pero de momento le toca hacer las de conserje frente el helipuerto del circuito. Y encima aguantando las preguntas del españolito de turno, je.

A estas horas la temporada de GP2 ya finalizó, con Vietoris llevándose la última carrera de la temporada. Lástima que no fuera otra nueva victoria de Dani, pero eh! Que al menos la estatuilla se queda en Sanlúcar de Barrameda junto con el bronce en el Campeonato de Constructores. Grosjean aseguró el campeonato de pilotos algún que otro fin de semana atrás y lo suyo es la comidilla del Paddock: El francés, más con eso de además de ser campeón ser francés, suena para pilotar en Lotus Renault el año próximo. Bruno… bueno, Bruno ya dijo algo de lo que tenía que decir. Solo hace falta mirar la tabla de resultados del domingo.

¿El resumen de la carrera?¿Esto es un blog de F1?¿Me ha parecido por un instante que me contabas tu vida? Pues a la primera te contesto que se vieron competir coches de verdad, de esos que ganan las carreras donde hay que hacerlo: en las curvas. Para ver qué coche tira más en linea recta, pues hombre, las carreras de drags americanas no tienen mala pinta. Pero personalmente aburren, y mucho. Por lo menos a mi, no sé, la emoción del rueda a rueda en la pelea por la trazada que no te escupa del asfalto se me antoja más entretenida que un tipo aleteando cuan colibrí al rebufo de otro en plena recta. Llámame carcas… cosa de preferencias.

Ya lo decían hace unos añitos los que ahora calzan los monoplazas: aquella monserga de “La potencia sin control no sirve de nada“. Del control sin potencia, Schumi hizo un buen resumen. Por lo demás… nada nuevo en el horizonte.

El resto de preguntas, pues sí, esto es un blog y con ello te respondo también a la otra: hablaré de lo que buenamente me vaya viniendo en gana. Si me meto en el jardín de la actualidad porque tenga tiempo para ello, podré informar, incluso soltar alguna que otra perlita. Pero la verdad es que últimamente el tiempo es algo que cuento tan escaso como el dinero en mi cuenta corriente, con que raramente volveré a pringarme al ritmo que acostumbraba (ojito, gracias a los casi 400 ti@s que entrabais aquí a diario en Marzo) salvo que el devenir así lo decida. Just take it easy…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.