Últimas horas de la pretemporada

Y decimos últimas horas porque ya quedan poquitas para que los coches vuelvan a rugir por las calles del street circuit de Melbourne.

La pretemporada este año ha sido muy intensa, debido a la gran cantidad de cambios técnicos y movimientos de pilotos, entre otras cosas.

Vamos a recoger en unas poquitas líneas algunos titulares que están resonando por nuestros oídos estas últimas horas, y así de paso calmamos las ganas de que esto empiece de una vez por fin.

· Parece que finalmente, Mclaren ha decidido hacer un “doble o nada” en sus apuestas por conseguir tener un coche competitivo para la temporada. No les fue nada bien la pretemporada; sus mismos pilotos, sobretodo Hamilton, han afirmado una y otra vez que están aquí para ganar y no ven claro que con el coche de 2011, según está actualmente, puedan hacer algo más que puntuar.
Sea como fuere, los señores de Woking han introducido un paquete de mejoras de última hora para, en teoría, conseguir ese performance que se supone no tienen. El viernes saldremos de dudas parcialmente y en la clasificación disiparemos todas. Esperemos que no sea todo un teatro y nos hagan un zas en toda la boca.

· Por su parte, las dos escuderías que más kilómetros han acumulado en los entrenamientos, Red Bull y Ferrari, intentar erizar sus plumas para simular ser más grandes y poderosos de lo que la gente sospecha.

Marc Webber manifiesta abiertamente que su Red Bull le da alas y además dice, literalmente que “no hemos hecho una vuelta competitiva todavía”. Teniendo en cuenta lo bien que ha ido en Red Bull en general, no sabemos ya si pasar miedo, vergüenza o rezar para que la temporada no sea otro monólogo más de los actuales campeones.


Ferrari por su parte deja caer que el F150 Italia “es más lento que el coche del año pasado”, pero también recalcando que los demás coches de la parrilla también deberían serlo, por la supresión del sistema del doble difusor. Igualmente están muy satisfecho con su KERS y confían en que Don Felipe Massa pueda igualar en resultados a Fernando, gracias a las nuevas Pirelli. Eso último es ya más un acto de fe que otra cosa.

·  Para finalizar, repasar al que quiere ser el tercer equipo en discordia este fin de semana. En Mercedes GP, de la manita de Ross Brawn y Michael Schumacher, presumen de haber logrado competitividad en las últimas pruebas. Ahora solo les falta una buena fiabilidad y que sus dos pilotos se porten. Desde luego que confianza tienen en ellos; no ha tardado el director Norbert Haug en ponerse en desacuerdo con la posibilidad de usar órdenes de equipo esta temporada. Le gusta que sus dos depredadores peleen por la comida, si llega el caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.