Experimentos de pretemporada: McLaren y su chepa

La joroba cabecera que ha lucido hoy el McLaren ha dejado indiferente a pocos… lecturas y más lecturas que trataban de explicar que “aún no se sabe si esto se emplementará en temporada”, si “están sujetando los cv para que no se les escapen” o que simplemente tenian ganas de hacer algo a lo Darth Vader para terminar de darle un toque determinante al nuevo bólido de Woking.

Lo que parece es que ni lo llevarán en Australia, ni se van a meter en jaleos de copyright con el sr. Lucas, ni el sistema les proporciona una mejora sustancial… bueno, esto último al menos de forma directa. A estas horas aún se sigue hablando de qué demonios es ese bendito cacharro con sistemas aparentemente neumáticos que han gastado durante el dia de hoy.

Los primeros disparos sonaban a un sistema de medición de flexión del ala delantera, valor el cual debe estar entre unos márgenes marcados por la FIA. Después se empezó a hablar de un artilugio que servia de “anti-flexor”, el cual haría las funciones contrarias: controlaría la capacidad de flexión de la talonera dependiendo de las condiciones del bólido en cada instante.

Entre tanto disparo algún tiro certero tiene que aparecer, aunque personalmente… me decanto por la primera opción. Tanto si el sistema sirve para el caso A como para el caso B en McLaren no están de brazos cruzados y muestra de ello es que no se cortan en hacer todo tipo de pruebas para lograr su objetivo: recuperar ese segundo que tanto echan de menos los pilotos y dar mucha guerra en este año 2011.

(c) Imagen: Google
(c) Imagen: Sutton

Un comentario sobre “Experimentos de pretemporada: McLaren y su chepa

  • el 8 marzo , 2011 a las 11:38 pm
    Permalink

    :lol: :lol: :lol: :-P
    Llevar los tirantes de medición en carrera??? :lol:
    Ese bendito cacharro no es más que un sistema de medición de fuerzas y cargas de los puntos en que se conectan en el alerón delantero.
    No es nada nuevo, y en todas las pretemporadas hay alguien que lo saca casi siempre. :)
    Evidentemente, el núcleo de medición (de galgas extensiométricas, como las básculas), están tapadas por ese “melón”.
     
    P.D. y más que al delfín ese… a mi me recuerda a la cabeza de una ballena beluga… cuestión de gustos, supongo… :lol: :lol: :lol:
     

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.