Pirelli prometía espectáculo y… lo va a haber

Poco contentos andan los pilotos en estos días y no menos preocupados los que les cantan al oido desde el box. A los ya conocidos problemas de durabilidad de los compuestos ofrecidos por Pirelli ahora hay que sumarle otro handicap: su comportamiento.

Si en temporadas anteriores los pilotos conocían al dedillo como funcionaban los zapatos que calzaban, ahora les va a tocar “aprender” otra vez a conducir con estas nuevas gomas. A dia de hoy la mitad de la parrilla ya las ha catado en el asfalto de Montmeló y la opinión es unánime: estos Pirelli son muy distintos a lo antes había. Muchos coinciden en que les resulta complicado encontrar el punto en que su tren delantero se desenvuelva como ellos quieren.

La casa italiana ha traido a Montmeló compuestos remozados tomando como base los datos recogidos de las escuderías, y si en algo coinciden todas es que las ruedas se desintegran a base de bien en contadas vueltas. Aún así y con esta nueva formulación de la receta mágica no sería descabellado ver 3 o 4 paradas en boxes tal cual está el percal a día de hoy.

Tras muchos años de Bridgestone en F1 ahora se inicia una fase de adaptación que le va sentar bien a pocos en la parrilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.