Ellos se rien pero no es coña. Las obras de Austin van… mal, muy mal

A falta de 18 meses del regreso de la F1 a tierras americanas y del Debut mundial del circuito de Austin, las 400 hectareas que compondrán el trazado yanki están en estos momentos llenas de obreros… y malezas. Los terrenos lucen tal cual en la foto de arriba, con las máquinas comenzando a limpiar el terreno para la posterior construcción del trazado.

Para evitar lo sucedido con la aventura Coreana, los constructores cuentan con el hándicap de que la FIA inspeccionará el circuito tres meses antes del evento. Esto es, en marzo de 2012. Por lo que a lo ya ajustada agenda hay que restar dicho plazo. Si yo fuera el yanki que pone la pasta para montar la pista de carreras tendría mucho ojito porque desde los organismos oficiales prometen llevar a rajatabla estos temas de inspecciones oculares y evitar de entrada el bochorno sufrido con el batacazo Coreano y de seguido, las posibles fallas de seguridad del trazado a consecuencia de las prisas en su construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *