El por qué de la lucha por Lotus

Protón ha visto un filón de oro increible en el negocio de la F1. La situación no podía ser más favorable para los malayos: reducción de costes, compra “barata” de los activos de Renault, y la posibilidad más que factible de guisarse ellos mismos todo el monoplaza (chasis y motor).

Pero por qué el interés. Que tiene Lotus para ser tan codiciado. No es otra cosa que su impecable historia llena de laureles y triunfos por doquier.

Su fundador, Collin Chapman, era un amante aférrimo de la competición y sobretodo el buen hacer para lo suyo. Una tarea puede ser realizada de una forma meramente sobresaliente, pero sería quedarse un peldaño por debajo de alcanzar la excelencia. Ese era el pensamiento de Lotus, en aquella época tan dorada del deporte motor como fueron los años 70 y 80. Y mucho van a tener que batallar en la actualidad para contuniar con esa tendencia natural a la victoria que tenían los bólidos del Sr. Chapman.

Todo esto viene a cuento de que me entero en Autoblog de que existe un video conmemorativo de este gran mánager que tanta devoción tenía por los cochecitos, está en inglés, pero solo por lo cuidado del montaje ya merece la pena verlo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.