El gremio de los Ingenieros, de enhorabuena

Las largas noches de mucho darle a los sesos y poco a la almohada tienen los días contados en el Paddock. Jean Todt se ha acordado de los hombres entre bambalinas del gran circo: los ingenieros de la F1 van a tener un horario “regulado” a partir de ésta próxima temporada… aunque seamos claros, más de uno se llevará los deberes a casa cuando de mejoras en los bólidos vayan las tareas pendientes.

En el reglamento presentado ayer por la FIA se recoge una cláusula que condiciona las tareas en boxes en las jornadas previas a los eventos del fin de semana: La actividad en los boxes deberá ser interrumpida 10 horas antes del primer evento del día siguiente, y la zona técnica será abierta nuevamente a los empleados un máximo de cuatro horas antes de dicho evento.

Es decir,cuando los entrenos libres del día siguiente sean a las 10 de la mañana los titulados pasarán a ser princesas y cuando el reloj toque las 12 de la noche todos ellos deberán retirarse a sus aposentos… aunque tristemente en la mayoría de los casos no será para dormir sino para pensar en el marrón pendiente del trabajo a medio hacer (sobretodo cuando alguien haya toñado su coche en los libres, y no miro a nadie)

Ojalá que todo esto beneficie a ese gremio tan escaldado y en la sombra, que por ellos funciona todo esto… y mejor que los chicos nos rindan, que luego es cuando vemos las ruedas volando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *