Vettel celebra el título en su ciudad natal

Hoppelheim ha pasado a llamarse Vettelheim por un día a petición popular de sus vecinos, los cuales han celebrado cuan jovencitas la llegada a casa del ganador en Abu Dhabi y rey de la pista 2010. Si aquí nosotros tenemos la sidra allí se ha autoimpuesto el bebercio austríaco con sabor jarabinoso como líquido base de la fiesta en la que Vettel ha firmado autógrafos y más autográfos a todos los que allí se han congregado para verle.

Le esperan buenos días de unas merecidas vacaciones, la próxima cita la tendrá en Diciembre en la gala anual de la FIA donde le será entregado de forma oficial el galardón de Campeón del Mundo de Pilotos (WDC). Allí le volveremos a ver la cara (aunque asomará en eventos, eso seguro) junto con el resto del personal, y salvo que haya sorpresas, el dueto Vettel-Webber volverá a verse las caras para afrontar un nuevo año lleno de competición donde tendrán la obligación moral de estar a tope para revalidar todo lo conseguido este año, que no ha sido poco…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *