Interlagos 1991. O hacer magia en “automático”…

Segunda carrera del mundial, se antojaba más bien aburrida dada la increible diferencia de los McLaren frente al resto de la parrilla de este año. Y al final resultó tener un difícil, muy dificil final para el poleman de aquella carrera… que no era otro que Ayrton Senna.

Todo estaba saliendo genial para el piloto local, más con Mansell fuera por problemas mecánicos, cuando pasó esto:

Senna se quedó sin caja de cambios a falta de 8 vueltas para el final. Terminó la carrera haciendo uso únicamente de su sexta marcha y el comentarista pidiendo la hora por la lluvia que comenzaba a caer como si de un partido de fútbol se tratara (me encanta la emoción con lo que lo viven estos tipos).

Podio y entrevista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.