Calma desértica… no habrá sanciones.

Los comisarios de la FIA han decidido adelantar los presentes navideños (Dios mio, he dicho navidad un 11 de Noviembre? Deberia dejar de ver la tele…) y han decidido no emprender acción alguna sobre los dos incidentes investigados en la tarde de hoy, en los que ambos ha estado Massa involucrado (en calidad de supuesto culpable y supuesto damnificado).

Primero de ellos fué el toque de Hamilton y Massa. Vaya dos… menos mal que salian tranquilamente de boxes, y los tiempos no contaban. Hamilton se encontraba por la parte mala de la pista mientras trasteaba con su batmóvil y como quien no quiso la cosa fué a parar sobre la trayectoria del de Ferrari en plena curva. El resultado, chapa y pintura para el rojillo y una cámara de las que valen una pasta completamente destrozada. Como se apreció en la retrasmisión el British se llevó por delante un bolardo de goma y no puede decir que él no fué, que buena secuencia registró el susodicho de su decapitación. Preguntada la Bola 8 por si debe ser sancianado Lewis, la misma ha dicho que no. Y lo que diga la bola va a misa… que esto ésta vez nos beneficia para hacerle la cama a Alonso.

Por otra parte los comisarios han metido el hocico en las telemetrias de clasificación para verificar si Massa había podido molestar a su compatriota Rubens en la Q3. Analizados los datos, se ha llegado a la conclusión de que existia distancia suficiente entre ambos pilotos como para que pudiera existir alteración alguna en los tiempos del de Williams por acción alguna de Massa.

Así las cosas, primer fin de semana donde la historia será el domingo  tal como se contó el sábado desde hace unas cuantas carreras… sin Pescadores repartiendo recetas y con recaudación nula de la FIA en el día de hoy: 0€ se llevan de aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.