Aquellos viejos Lotus… vuelta a los 70!!

Donde el Piloto, ademas de conductor, era también médico, bombero, ingeniero, mecánico, abrillantacoches y si te descuidas, señorito de la limpieza.

La estampa de Heiki apagando el fuego de su monoplaza en la carrera de Singapur es algo que no se daba desde hace muchos años: si eres princesita sabes que allí donde vayas encontrarás un Marshall que amablemente te tenderá la mano, aun tras emprenderla sin razón alguna contra tu volante, tu ingeniero de pista y la puta madre del que fabricó tu motor.

Está claro que ha sido una situación fuera de lo normal, hasta cierto punto para algunos catalogable como ‘cómica’, si bien podría haber sido una verdadera desgracia si otro piloto poco consciente de la que podía liar decide llevar el coche hasta el mismo box. Todo un detalle que diferencia  a un Señor en pista de un aguerrido piloto sin más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *