Alonso: A mi dadme la pole, que me voy a dormir…

Eso ha debido pensar el Asturiano, nada de jaleos ni cacharros esta noche que hoy  toca descansar. Y es que Fernando Alonso saldrá mañana desde la primera posición en la linea de salida de Marina Bay, sitio privilegiado en un circuito donde adelantar está solo permitido a aquellos que realmente tienen algo arriesgar.

Su tiempo de 1:45.390 ha sido el más rápido en todo lo que va de fin de semana; seguido por el Red Bull de Vettel y el McLaren de Lewis. El primero se ha quedado a algo menos de una décima de su tiempo mientras que el británico ha parado el crono en 1:45.571. Sin dudas ha sido una clasificación dura por las condiciones en pista y por las constantes banderas amarillas (incluida la roja forzada por el parón del coche de Massa) que han ralentizado una y otra vez el ritmo de clasificación, favoreciendo poco el buen rendimiento de los neumaticos en pista.

Dura y reñida: El primer gran susto lo protaginizaba Felipe Massa, cuando a falta de 12 minutos para el final de la Q1 se quedó tirado en mitad de la pista por un problema en el sistema de inyección de su vehículo. Al escribir estas líneas, todo apunta a una falsa configuración del mapa de inyección… sin nada confirmado por la escudería italiana. Después vendrian sobresaltos de Bruno, Sutil o Petrov entre otros. Todos ellos pasando muy muy cerca de los muros de protección y levantando el coche en la que algunos británicos consideran como “la chicane más estúpida de todo el mundial”.

Los Red Bull no han podido mantener el ritmo de carreras anteriores aunque lo han intentado en todo momento. Vettel ha cometido sendos fallos que no le pueden ser permitidos a un piloto que quiera llevarse la pole nocturna de Singapur. Están demostrando poca regularidad, así como dejando en evidencia la clara superioridad técnica demostrada en los arranques de temporada. Claro a todo esto, yo creo que el tercer invitado a esta fiesta se frota bien las manos solo de pensar en aquel dicho de: A rio revuelto…

No sé si mañana se verá un bonito espectáculo en las angostas calles de Singapur, pero lo que sí está claro es que este es el primer punto de partido de Ferrari en su carrera por la remontada hacia el título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.