Kamui Kobayashi

Japonés. Mucho. Hijo de uno de los cocineros de Sushi más famosos de la bahía de Osaka; se crió en la población costera de Kobe junto a su hermano mayor y su hermana pequeña. Kamui descubrió pronto su pasión por los coches, a pesar de su gran afición a la pesca inculcada por sus costumbres locales y por el arraigo familiar: empezó en esto de los karts a una temprana edad, y con 9 años ya estaba en posesión de su primer título oficial, acabando tercero en el campeonato de karting de la población vecina de Takarazuka, a sólo 15 kms de la costa japonesa.

¿Que es lo más dificil para un piloto de Fórmula 1?

Conocer a todos y cada uno de los miembros de tu escudería, así como sus nombres

La Fórmula 1 es algo más que una carrera de coches porque…

… también es una pasión.

¿Cómo te gustaría ser recordado en el mundo de la F1?

Como un campeón.

Los títulos no pararon, y con 15 años ya era doble campeón de las series Toyota Karts en su país. Esto propició que los cazatalentos del fabricante nipón se fijaran en él, y pronto empezó su gira europea: El año de su debut en las Renault Series italianas, 2004, se hizo con un total de 6 victorias. En 2005 dió el salto a las series europeas de Renault obteniendo el mismo resultado: 6 victorias y campeón de su categoría. Aqui coincidió con nuestro DJ Guei y con el joven kadette Clos, entre otros (Grosjean hizo su debut también en esta temporada)

¿Ayrton Senna o Alain Prost?

Senna

¿Spa o Monaco?

Spa.

Si no fueras piloto de F1… ¿Qué te gustaría ser?

Todo un maestro del Sushi.

Sorprendidos por su gran rendimiento, durante el año 2006 compaginó su papel de probador de Toyota F1 con el campeonato europeo de Formula Three Euroseries en el equipo ASM: Sus compañeros de equipo fueron Paul di Resta, Sebastian Vettel y van der Garde. Él era el novato, y el italiano se llevó el gato al agua ese año seguido de Sebastian. Terminó el mundial en 8ª posición ese año; si bien en la temporada 2007 consiguió el 4º puesto en la clasficación mundial.

Ya en 2008, la escudería francesa DAMS le brindó la oportunidad de pilotar en GP2. No desaprovechó la oportunidad y en su primera carrera (Montmeló) logró subirse a los más alto del podio. Lamentablemente esta temporada fué muy irregular para él debido a sus compromisos con Toyota F1, donde había recuperado su puesto de tercer piloto. No obstante, aprovechó la época invernal para correr las GP2 Series asiáticas, donde finalizó campeón con dos carreras ganadas.

Aparte de los F1, ¿Qué coche sueles conducir?

Casi todos son de alquiler, suelo utilizar taxis a menudo

¿Cuál es tu música favorita a la hora de conducir?

Música house

Su gran momento llegaría en 2009, donde participó en las sesiones libres de su circuito favorito: Suzuka. Toyota le brindó esta gran oportunidad debido a la necesidad de patrocinadores su grán aporte al equipo japonés. Lo que nadie sospechaba es que estos entrenamientos iban a ser la antesala perfecta de su debut en el GP de Brasil: un brutal accidente de Timo Glock en la sesión clasificatoria de Suzuka iba a apartar al piloto alemán de los mandos de su F1 debido a fuertes contracturas en cervicales y piernas.

Y así Kobayashi hizo su entrada oficial en el circo de la F1, y no fué en un fin de semana fácil que digamos. Una intensa lluvia en la capital brasileña prolongó más allá de las 2 horas la sesión clasificatoria en la que consiguió adjudicarse el puesto número 11. Desde este puesto de salida pudo demostrar su gran competitividad, con adelantamientos impresionantes al final de recta, y con una gran regularidad durante toda la carrera. Acabó 9º, lijando brutalmente a Jenson Button. Gritos de “este piloto está loco” corrieron por todo el paddock, a la par que su nombre empezaba a sonar como firme candidato a obtener un asiento en la temporada 2010.

Cuéntanos algo que tus fans no sepan de ti.

Parece que todo el mundo piensa que soy un tipo agresivo. ¡Y no lo soy!

Tan buena actuación le sirvió para prolongar su estancia como piloto oficial, a la par que Glock seguía convaleciente de sus lesiones. Así, también pilotó de forma íntegra el TF109 durante el gran premio de Abu Dhabi. Aquí hizo un sensacional papel, pues consiguió sumar sus primeros 2 puntos en el Mundial de pilotos tras acabar la carrera en sexta posición.

Este año 2010, Kamui se está reivindicando en su puesto de piloto espectáculo: grandes dosis de control de su monoplaza se están mezclando con una conducción que roza lo impecable. Y es que si nuestro Pedro no puede con él, llevando los 2 el mismo “hierro”, es por algo.

Su último hito: Permanecer segundo en el último GP de Valencia durante casi 15 vueltas, para posteriormente protagonizar una espectacular remontada del 9º al 7º puesto: Alonso y Buemi sucumbieron a las gomas nuevas de Kamui y aún están buscando sus cartera por las playas de la Malvarrosa. Simplemente fantástica carrera, espero que te las muchas que le quedan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.