Señores yankis, pasen por caja

Hace 9 meses que los magnates de USF1 presentaban orgullosos sus planes de negocio en esto del gran circo; hoy sabemos que su hijo les ha costado 309.000 adicionales impuestos en forma de sanción por la WMSC (Consejo Mundial de los Deportes de Motor). Y es que quedar para cenar y dejar plantada a una señorita como es la FIA tiene un precio y no cualquiera: les van a hacer pagar hasta las minutas generadas por los miembros del consejo para revisar su caso.

Todo esto viene a cuento de que las plazas obtenidas por concurso para cualquier competición auspedada bajo las normas de la FIA, se otorgan bajo la calidad de obligación de participación y no derecho. Es por ello que los británicos franceses derivaron este caso al WMSC (Consejo Mundial de los Deportes de Motor), dado que quedaba muy mal que fueran ellos quien metieran el puro a los mismos que habian cobrado una verdadera cantidad de billete verde en concepto de licencia para competir.

Bienvenido Mister Marshall…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *